Adiós a Max Von Sydow

El franco-sueco Max von Sydow, uno de los actores fetiche del director Ingmar Bergman, y con una dilatada carrera que incluye su papel en Game of Thrones, murió el 8 de marzo a los 90 años, según indicó su mujer. En declaraciones este lunes al semanario Paris Match, Catherine von Sydow dio el anuncio del fallecimiento del artista «con el corazón roto y una infinita tristeza».

Max von Sydow nació el 10 de abril de 1929 en Lund, Suecia. De familia aristocrática, su padre fue profesor de la Universidad de Lund, y su madre, maestra de escuela.

A los nueve años, Von Sydow empezó a hablar alemán e inglés. Y ya en el colegio comenzó a subirse al escenario: fundó junto a sus compañeros una “compañía” de teatro.

Después de cumplir el servicio militar, estudió actuación en el Teatro de Arte Dramático, de Estocolmo. Por aquel tiempo debutó en el cine, en las películas Sólo una madre (1949) y Señorita Julia (1951).

Se trasladó a Malmö en 1955. Allí conoció al que sería su mentor, el director Ingmar Bergman. Su primer trabajo juntos sería en el Teatro municipal de Malmo, en el que pusieron en marcha el primer montaje en Europa de la obra La gata sobre el tejado de zinc caliente, de Tennessee Williams.

Luego trabajarían codo a codo en el cine, en películas como El séptimo sello (1957), Fresas salvajes (1957) o El manantial de la doncella (1960).

En 1965 interpretó a Jesús en La historia más grande jamás contada, de George Stevens. Fue un éxito. Y se trasladó a Los Ángeles junto a su familia.

En 1973 interpretó a uno de sus personajes más conocidos, el del padre Merrin en El exorcista, papel que le valdría una nominación a los Globos de Oro.

En los años ’80 se vinculó con otros grandes directores. Con Woody Allen, por caso, trabajó en Hannah y sus hermanas (1986). Y con David Lynch, en Duna (1984).

De regreso en Europa, el actor sería nominado a un Oscar por su papel en Pelle el conquistador.

En 1988, Max dirigió su primera película, Katinka.

Y siguió sumando personajes en varias películas destacadas, como Despertares (1990), de Penny Marshall; Hasta el fin del mundo (1991), de Wim Wenders; Minority Report (2002) de Steven Spielberg; Shutter Island (2010), de Martin Scorsese; Robin Hood (2010), de Ridley Scott; Tan fuerte, tan cerca (2011), de Stephen Daldry (por la que fue nominado otra vez al Oscar); o Star Wars: el despertar de la Fuerza (2015), de J.J. Abrams.

En 2016 se sumó al elenco de la serie Game of Thrones en su sexta temporada.

En total trabajó en más de 100 películas. «Lo bueno de una carrera larga es que has hecho de todo», decía. «Tenemos que desarrollar la habilidad de hacer buenos filmes, y para mí no hay géneros superiores o inferiores. Solo merece la pena hablar de si una película tiene valores o no, si entretiene o no».

Los seguidores de Stephen King lo recordarán siempre por genial interpretación de Leland Gaunt en la película Needful Things (La Tienda), dirigida por Fraser C. Heston en 1993 y que adaptaba la novela de igual título.

 

A %d blogueros les gusta esto: