Stephen King en la gala de 826 Boston

Night of 1,000 Stories, la novena gala anual de 826 Boston, contó con un invitado muy especial. Stephen King viajó de Maine a Boston para celebrar los programas de tutoría y escritura juvenil sin fines de lucro.

Después de las bebidas (incluido un cóctel «Red Rum», una referencia a The Shining de King, por supuesto), la cena y una subasta en vivo, los invitados escucharon los discursos de los estudiantes. King, el orador principal de la noche, ofreció consejos alentadores a esos estudiantes, así como a cualquier persona interesada en escribir.

«Todos somos aficionados. Todos somos estudiantes. Aprendemos una y otra vez y otra vez», dijo King. «Tengo más de 70 años y todavía estoy tratando de aprender mi camino en torno a este arte. No hay un estímulo mejor para un joven escritor que mostrar su trabajo a otros y hacer que digan: «Me encanta». Tampoco ese tipo de estímulo envejece. Escribí una novela llamada Joyland y cuando alguien me dice «el final de ese libro me hizo llorar», estoy feliz. Quiero decir, no lo digo, pero estoy emocionado. Logré una conexión y toda la escritura creativa tiene que ver con esa conexión».

 

A %d blogueros les gusta esto: